domingo, 27 de enero de 2019

ASCENSIÓN AL PEÑÓN DE LIBAR DESDE CORTES DE LA FRONTERA


Quod quisque possit, nisi tentando nesciat.
Publilus Syrus
(No se puede saber de lo que cada uno es capaz si no se pone a prueba.)
Dedicado a mi Gran Amigo Juani.


Localidad de referencia: Cortes de la Frontera
Entorno: Parque Natural Sierra de Grazalema
Trazado: Circular, con tramo lineal al comienzo y final de ruta.
Distancia: 13 km
Altura Máxima: 1,227 metros
Altura Mínima: 600 metros
Dificultad: Alta
Duración: 7 – 8 horas
Una experiencia muy amena y gratificante las que nos tenia preparados los compañeros Inma y Miguel , visitando un pequeño rincón de la Sierra de Grazalema. En este caso se trata del Peñón de Libar, situado estratégica en la zona Sur del parque dentro del termino municipal de Cortes de la Frontera en la provincia de Málaga, y en el extremo Oeste de los Llanos de Libar. Empezamos el recorrido junto al IES Andrés Pérez Serrano, situado en una de las entrada de Cortes de la Frontera, donde une dicha localidad con las localidades de Benaojan y Jimera de Libar por la carretera.


Comenzamos el ascenso por la pista que va por detrás del instituto por una pista y que hasta llegar al Puerto de Libar vamos intercalando la pista con un sendero, son casi 3 kilómetros de subida hasta el puerto, subida muy llevadera. Al poco de subir topamos con la Fuente de Cortes el Nuevo a nuestra derecha y posteriormente con el Pilar de Cortes el Viejo. Dicho nombres es porque en la época musulmana dicha población no se encontraba donde esta la actual localidad de Cortes de la Frontera, se encontraba más arriba y con un acceso más difícil, y posteriormente ya terminada la conquista castellana cambiaron el emplazamiento del poblado donde esta situado actualmente siendo mucho más accesible.





PILAR CORTES EL NUEVO.


EL SENDERO POR EL QUE VAMOS ES UN ANTIGUO CAMINO GANADERO.


PILAR DE CORTES EL VIEJO, CERCA SE ENCUENTRA EL ASENTAMIENTO ÁRABE DE DIFÍCIL ACCESO.





PUERTO DE LIBAR Y AL FONDO EL PEÑÓN DE LIBAR

Llegamos al Puerto de Libar y al fondo el Peñón de Libar, objetivo de la ruta. Después de un breve descanso, tomamos un sendero a nuestra derecha en un leve ascenso y pasamos por una angarilla que la dejaremos cerrada una ves pasado, seguimos caminando por el sendero hasta situarnos frente por frente de la “chimenea” por la que ascenderemos para hacer cumbre. Al poco de pasar por la angarilla vemos a nuestra izquierda un karja. Si nos fijamos se puede observar un sumidero, lo cual que hay tierra compactada tapando la entrada de una sima, por donde se filtra el agua y en algunos casos, en los días continuos de lluvia, en las que las galerías llegan a llenarse los sumideros que están situados a menor altura se convierten en zonas de escape formándose en lagos temporales.

SUMIDERO

Nos situamos en posición para comenzar el ascenso al Peñón de Libar por la cara Sur, una subida continua que llevando un ritmo tranquilo y disfrutando de unas vistas majestuosas se nos hace muy llevadero.







Llegamos a un pequeño llano idílico para una parada, y donde giramos a nuestra izquierda para hacer cumbre por unas lajas que con precaución llegamos a la cumbre, pues dicho peñón toda su cumbre es un torcal siendo el más salvajes de los que se encuentran en la provincia de Málaga. Una vez en la cumbre disfrutamos de las vistas con un merecido descanso, pues el tramo mas complicado de la ruta es el ascenso y descenso del Peñón de Libar por lo escarpado que es. 











Comenzamos el descenso por la cara Norte, una zona igual de técnica que la subida pero más corto hasta llegar a los pies del peñón y por un sendero en umbría llegamos justo al extremo de los Llanos de Libar donde hicimos la parada para el almuerzo.











Retomamos la marcha para pasar por un puerto que nos lleva al Cortijo de Edmundo, situado estratégicamente, tiene forma de “L” y hay una parte que se diferencia claramente de la otra de una construcción más antigua de piedra. 









PILAR DEL CORTIJO DE EDMUNDO

Retomamos el camino para enlazar con otro sendero y donde cerramos el tramo circular de la ruta y volvemos por nuestros pies hasta llegar al instituto.




CERRO GORDO EN EL QUE SE ENCUENTRA EL ASENTAMIENTO ROMANO VESCI.